Deliciosas recetas de milhojas para sorprender a tus invitados

Si buscas un postre que deje boquiabiertos a tus invitados, estás de suerte: ¡las milhojas son la respuesta! Este hojaldre francés se compone de capas de hojaldre y nata, una combinación ganadora que nunca defrauda. En este artículo, compartiremos algunas de las recetas de milhojas más deliciosas que harán que tu cena sea inolvidable.

Milhojas clásico de vainilla

Empecemos con un milhojas clásico de vainilla fácil de hacer y que siempre gusta a los invitados.

Ingredientes:

  • 375 g de hojaldre
  • 500 ml de leche
  • 6 yemas de huevo
  • 125 g de azúcar glas
  • 65 g de harina de maíz
  • 1 cucharadita de extracto de vainilla
  • 300 ml de nata líquida
  • Azúcar glas, para espolvorear

Método:

  1. Precalienta el horno a 200 grados centígrados. Enrolla el hojaldre finamente y córtalo en forma rectangular. Colócalas en una bandeja de horno y hornéalas durante 10-12 minutos hasta que se doren.
  2. Calienta la leche en un cazo hasta que empiece a hervir. Bate las yemas con el azúcar glas, la harina de maíz y el extracto de vainilla en un cuenco aparte. Añade la leche caliente a la mezcla de huevo, batiendo constantemente.
  3. Vuelve a poner la mezcla en el cazo y cuécela a fuego lento durante unos 5 minutos, sin dejar de remover, hasta que espese. Retirar del fuego y dejar enfriar.
  4. Monta la nata líquida hasta que alcance picos suaves.
  5. Coloca una capa de hojaldre en un plato y úntala con una capa de la mezcla de natillas. Repite la operación hasta que hayas utilizado todas las capas de hojaldre. Por último, extiende una capa de nata montada sobre la capa superior de hojaldre.
  6. Para terminar, espolvorea con azúcar glas. Enfría en el frigorífico durante al menos 2 horas antes de servir.

Milhojas de chocolate

Para los amantes del chocolate, esta receta les encantará.

Ingredientes:

  • 375 g de hojaldre
  • 500 ml de leche
  • 6 yemas de huevo
  • 125 g de azúcar glas
  • 65 g de harina de maíz
  • 200 g de chocolate negro, troceado
  • 300 ml de nata líquida
  • Cacao en polvo, para espolvorear

Método:

  1. Precalienta el horno a 200 grados centígrados. Enrolla el hojaldre finamente y córtalo en forma rectangular. Colócalas en una bandeja de horno y hornéalas durante 10-12 minutos hasta que se doren.
  2. Calienta la leche en un cazo hasta que hierva. Bate las yemas con el azúcar glas, la harina de maíz y el chocolate troceado en un cuenco aparte. Añade la leche caliente a la mezcla de huevo, batiendo constantemente.
  3. Vuelve a poner la mezcla en el cazo y cuécela a fuego lento durante unos 5 minutos, sin dejar de remover, hasta que espese. Retirar del fuego y dejar enfriar.
  4. Monta la nata líquida hasta que alcance picos suaves.
  5. Coloca una capa de hojaldre en un plato y úntala con una capa de la mezcla de crema de chocolate. Repite la operación hasta que hayas utilizado todas las capas de hojaldre. Por último, extiende una capa de nata montada sobre la capa superior de hojaldre.
  6. Para terminar, espolvorea con cacao en polvo. Enfría en el frigorífico durante al menos 2 horas antes de servir.

Milhojas de fresa

Si quieres añadir un toque de frescor a tus milhojas, ¿por qué no pruebas esta versión con fresas?

Ingredientes:

  • 375 g de hojaldre
  • 500 ml de leche
  • 6 yemas de huevo
  • 125 g de azúcar glas
  • 65 g de harina de maíz
  • 1 cucharadita de extracto de vainilla
  • 300 g de fresas, peladas y cortadas en rodajas
  • 300 ml de nata líquida
  • Azúcar glas, para espolvorear

Método:

  1. Precalienta el horno a 200 grados centígrados. Enrolla el hojaldre finamente y córtalo en forma rectangular. Colócalas en una bandeja de horno y hornéalas durante 10-12 minutos hasta que se doren.
  2. Calienta la leche en un cazo hasta que hierva. Bate las yemas con el azúcar glas, la harina de maíz y el extracto de vainilla en un cuenco aparte. Añade la leche caliente a la mezcla de huevo, batiendo constantemente.
  3. Vuelve a poner la mezcla en el cazo y cuécela a fuego lento durante unos 5 minutos, sin dejar de remover, hasta que espese. Retirar del fuego y dejar enfriar.
  4. Monta la nata líquida hasta que alcance picos suaves.
  5. Coloca una capa de hojaldre en un plato y úntala con una capa de la mezcla de natillas. Añade una capa de fresas troceadas sobre la crema. Repite la operación hasta que hayas utilizado todas las capas de hojaldre. Por último, extiende una capa de nata montada sobre la capa superior de hojaldre.
  6. Para terminar, espolvorea con azúcar glas. Enfría en el frigorífico durante al menos 2 horas antes de servir.

Conclusión

El hojaldre es un postre versátil que puedes preparar con una gran variedad de sabores. Ya sea el clásico de vainilla, el indulgente de chocolate o el afrutado de fresa, no puedes equivocarte con este postre. Sigue estos pasos y seguro que impresionarás a tus invitados con estas deliciosas recetas de milhojas.

Démosle un giro científico a esto:

La preparación de las deliciosas Milhojas implica una serie de procesos químicos que transforman los ingredientes en un postre irresistible. Aquí tienes una explicación didáctica de los procesos químicos clave detrás de estas recetas:

Preparación del Bizcocho de Hojaldre:

  • El hojaldre es una masa que se caracteriza por sus múltiples capas de mantequilla intercaladas con capas de masa. Durante el horneado, la mantequilla en las capas de hojaldre se funde y se vaporiza, creando espacios entre las capas. Esto da como resultado una textura crujiente y escamosa.
  • El hojaldre se hornea a 200 grados Celsius, lo que provoca que el agua contenida en la mantequilla y la masa se evapore, creando vapor. El vapor hace que las capas de masa se expandan y separen, formando las características capas de hojaldre.

Preparación del Relleno de Vainilla/Chocolate/Fresa:

  • En las tres recetas, se prepara una mezcla de crema o natillas que incluye leche, yemas de huevo, azúcar glas, harina de maíz y saborizantes como vainilla, chocolate o extracto de vainilla.
  • Durante la cocción de esta mezcla en el cazo, las proteínas en las yemas de huevo se desnaturalizan y se combinan con el almidón de maíz. Esto espesa la mezcla y crea una textura cremosa.
  • En el caso de la receta de chocolate, el chocolate negro se agrega a la mezcla caliente, y el calor lo derrite, infundiendo el sabor del chocolate en la crema.

Montaje de las Milhojas:

  • El hojaldre se corta en capas rectangulares y se alternan con capas de crema de vainilla, crema de chocolate o crema de fresa, según la receta elegida.
  • La nata líquida se monta hasta obtener picos suaves, lo que implica incorporar aire en la nata. Las burbujas de aire atrapadas en la nata la hacen ligera y esponjosa.
  • La capa superior de hojaldre se cubre con una capa de nata montada y se espolvorea con azúcar glas o cacao en polvo, dependiendo de la receta.

Enfriamiento en el Refrigerador:

  • Después de ensamblar las capas de hojaldre, crema y nata, las Milhojas se enfrían en el refrigerador durante al menos 2 horas. Durante este tiempo, las capas se asientan y la crema se enfría, lo que contribuye a la textura final del postre.

En resumen, las Milhojas son el resultado de la combinación de capas crujientes de hojaldre con capas cremosas de crema de vainilla, chocolate o fresa. Los procesos químicos de horneado, cocción, montaje y enfriamiento son fundamentales para crear esta deliciosa y elegante golosina.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio utiliza cookies.    Más información
Privacidad
Verificado por MonsterInsights